Si eres un aventurero de corazón, los parques temáticos son para ti, nada con tortugas, cuelga de una tirolesa, pasa un rato divertido con delfines, maneja cuatrimoto entre ríos y senderos y mucho más.